Buscar

Febrero es el mes del amor, celebremos también el amor propio y no sólo el de pareja/amigos.

Sabemos que el construir nuestra confianza, nuestra seguridad no es una tarea fácil que se da de un día para otro. Sin embargo es algo en lo que debemos de trabajar ya que es clave para nuestro día a día, como la imagen que proyectas, el tipo de relaciones que eliges y la manera en la que manejas los conflictos que se te llegarán a presentar. Si dudas de que te amas lo suficiente o sospechas que es un área que se ha debilitado, te invitamos a seguir leyendo y entender cómo puedes llevarlo a otro nivel.


¿Qué es el amor propio?

El amor propio podemos definirlo como un estado profundo de aprecio, de cuidado, de respeto por uno mismo que se fortalece con acciones que apoyan tu crecimiento en tus dimensiones física, psicológica y espiritual









¿Buscas cómo fortalecerlo? Aquí te dejo 5 consejos para que sepas como y por dónde iniciar.

1. Dale un giro positivo a ciertas creencias que tienes sobre ti mismo.

Tú autopercepción toma forma con el conjunto de creencias que refuerzas a diario sobre ti, esa imagen de ti mismo que prevalece en tu cabeza.

En muchas ocasiones estas ideas han sido infundadas, o te las has repetido tantas veces que te las has llegado a creer pero no todas son ciertas


2. Evita las comparaciones con otros.

Debes de aprender a aceptarte. Quien se acepta a sí mismo, deja de compararse con los demás. Compararte con otros usualmente te conduce a un diálogo interno negativo que puede ser causa de ansiedad y estrés.


3. Aprende a definir límites claros.

Los límites ayudan a elevar la calidad de tus relaciones, generan interacciones más honestas y transparentes. La práctica del amor propio conlleva acciones claras y una de ellas es aprender a decir no a las personas, cuando lo que te solicitan te afecta a nivel físico, emocional o espiritual o compromete tus creencias o principios.






4. Perdónate y perdona.

Perdona tus errores no porque seas condescendiente contigo, sino porque entiendes que eres humano e imperfecto, ante todo porque te amas. Si ofendiste o lastimaste a alguien o causaste algún malestar reflexiona sobre tus acciones, aprende las lecciones necesarias de tus errores y arrepiéntete de los daños.

5. Entiende que eres maravilloso y eres más que suficiente. Por alguna razón, casi todos experimentamos esa necesidad de tener que demostrar nuestra valía a los demás, a la sociedad. Tienes que aprender que tu valor es innato. Eres un ser único e ilimitado, con orígenes divinos.


Psic. Juan Manuel Ayala.



5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo