Buscar
  • Psychomex

¿Celos?



"LOS CELOS" UN MALESTAR INSOPORTABLE Para comenzar vamos a dar una definición a los celos, “son un sentimiento que se expresa con temor, (inquietud, sospecha, desconfianza) ante la pérdida del amado ante un tercero” Los celos no son una enfermedad, no son un rasgo de personalidad, ni un defecto sino una emoción. Todos llegamos a sentir celos en algún momento de nuestra vida, y es el temor a perder a la persona amada, al sentirnos amenazados por un tercero. Puede que estos sean provocados o bien, por una vivencia del pasado, sin embargo tomemos en cuenta que éstos pueden hacer más daño del que nos imaginamos. En ocasiones decimos: “te celo o me cela porque me ama o le amo, porque le intereso o me interesa” cuando no precisamente tiene que ser de esa manera, puedes demostrarle tu amor o interés de mil formas. Los celos pueden producir sufrimiento tanto al celoso como a la persona que está siendo víctima. Los celos se pueden convertir en algo patológico y/o puede ocasionar muchos problemas serios, permanente sospecha, obsesión, delirio, pensamiento paranoide, entre otros. Los celos también suelen llevar un sentimiento de traición que se activa por la participación real o imaginada de la persona, la traición requiere de una identidad lo que engloba a un “nosotros” esto quiere decir que de alguna manera la persona se vuelve dependiente de la otra por lo que la considera de su propiedad. Ante cualquier situación ésta personita se convierte en “espía” interpreta silencios, busca indicios y pruebas ocultas, lanza mensajes cifrados, marca territorio, etc. La persona celosa siempre tendrá presente la frase cómo “ya sabía yo que nadie podría amarme de verdad” Lo único que se va a lograr con este sentimiento es que la persona amada se aleje realmente de tu lugar, porque los celos son insoportables para él o ella. Es mejor que tomes en cuenta los siguientes tip’s para que no caigas en este tipo de situaciones que no te llevarán absolutamente a ningún lado sino a perder a la persona que amas. 1.- Recuerda que las personas no son de nadie, y si él o ella se ha fijado en otra persona es porque algo anda mal en la relación, algo ya no le gustó de ti, detéctalo y háblalo con tu pareja, y si decide retirarse de tu lado, déjale ir, recuerda que no lo puedes tener a la fuerza pues no es de tu propiedad y puede retirarse cuando lo desee. 2.- No hagas suposiciones: Si sospechas que algo no anda bien con tu pareja o con su actitud, háblalo con él o con ella, pero no supongas, las suposiciones son historias que no existen, no dejes que tu mente te domine, no le creas todo lo que te está diciendo. Las suposiciones te harán sentir triste, enojada o enojado, evita esto, no tienes la necesidad de sufrir por algo que quizá no es real. 3.- Detén las historias que está formando tu mente. No precisamente son reales, lo veíamos en el punto anterior, ¿Por qué irse siempre a lo negativo? Que si tu pareja ya salió con una persona, que si le gusta a alguien, que si se fue de fiesta. No pienses siempre lo peor, recuerda que la confianza es muy importante, deja de crear historias que lo único que te están provocando es un malestar, te están haciendo daño. Piensa positivo. Si estos pensamientos comienzan a salirse de control, detéctalos, conviértelos en positivo, ocupa tu mente en otras cosas y no permitas que te dominen, si algo anda mal lo mejor que puedes hacer en vez de crear historias es hablarlo claro con tu pareja. 4.- Date el lugar que mereces. La persona que está contigo, te eligió por algo, vio algo en ti que dijo: quiero estar con él o con ella, quiero compartir mi vida a su lado. Vio en ti cualidades que le agradaron. Date la importancia que tienes, no te desvalúes. Muchas veces cuando ya tenemos a una persona a nuestro lado dejamos de vestirnos bien, descuidamos nuestro físico, le descuidamos incluso a él o ella, cuando no debe ser así, no dejes de arreglarte, come bien, haz ejercicio, cuida tu físico en general no dejes de conquistarle ni conquistarte a ti mismo o a ti misma. Y algo muy, muy importante, amate, valórate, ten confianza en ti misma o en ti mismo, respétate. Cómo te veas tú, así te verá tu pareja. 5.- Resuelve los conflictos en el momento. Si tienes algo que decir, dilo en su momento, no esperes a que eso te ahogue o a que se acumule, porque tarde o temprano vas a explotar y será peor. Si en ese momento estás muy enojado o enojada y prefieres esperar, puedes hacerlo pero no dejes mucho tiempo y resuelve lo más pronto posible. 6.- Deja de hacerte la víctima. La gente no te hace nada, nadie te quitará a nadie, si pierdes a una persona es porque has dejado de ser atractivo o atractiva, depende de ti trabajar en esto, ten seguridad, la seguridad es atractiva para los demás, ya lo tienes o ya la tienes pero no te vuelvas dependiente no pongas tu felicidad en sus manos. Toma el control de tu mente sé siempre positivo o positiva, lo veíamos en unos de los puntos anteriores esa persona algo vio en ti que no encontró en nadie más. Recuerda que no dependes de nadie más para ser feliz sino de ti mismo o de ti misma, si esta persona decide irse con alguien más no te desgaste con los celos, piensa en tu bienestar, piensa en lo importante que eres. Pasarás por el proceso de duelo que ya vimos anteriormente, después de un tiempo estarás con alguien más y continuarás con tu vida, y esto sólo se convertirá en un recuerdo. Si la persona te engaña, te deja por otra, te traiciona, antes de un arranque de celos y desconfiar de todas las demás personas piensa en ti. Olvida eso de todos son iguales, porque no es así, cada ser humano es diferente. Y recuerda que si vas a crear una historia en tu mente, que sean historias que no te hagan daño.

30 vistas0 comentarios
  • whatsapp-logo-icone-1
  • Facebook icono social